logo-trans1
 

Un perro pasa de ser rescatado a rescatar y proteger a los espectadores de los Juegos Olímpicos de Londres

Grouse, un perro de raza Springer Spaniel por fin ha encontrado un hogar y un propósito en su vida. Cuando tan sólo era un cachorro fue llevado al refugio de “Blue Cross” en Kimpton (Reino Unido). Fue recogido como un perro callejero por lo que se conoce muy poco de su primera etapa de vida, aparte de que estaba desnutrido, delgado y nadie lo quería.

Un perro pasa de ser rescatado a rescatar y proteger a los espectadores de los juegos olimpicos

Después de un primer tratamiento en el refugio, el personal y los voluntarios empezaron a trabajar con él para evaluar su idoneidad para la reubicación y para que se acostumbrara a jugar. Rápidamente el personal se dio cuenta de que Grouse era algo especial, increíblemente inteligente y muy curioso, lo que hacía que aprendiera nuevas habilidades de una forma excepcionalmente rápida.

Decidieron que querían un lugar especial para Grouse por lo que contactaron con la academia canina “Malpeet K9 Academy” al Sur de Gales, los cuales se encargaron de evaluarlo como posible candidato. “Después de sólo unos minutos de juego con Grouse, sabía que tenía exactamente lo que estaba buscando”, explicaba Simon Mallin, director de la academia canina.

Grouse se pasó a vivir en la academia y se embarcó en un intenso pero divertido curso de formación, lleno de excitación y estimulación. Se graduó en el grado más alto y también fue calificado con el percentil más alto cuando fue evaluado por la Policía Metropolitana.

Grouse tiene ahora una nueva vida: haber sido rescatado y darle una oportunidad de desarrollar todo su potencial, ha valido para que pudiera encontrar su vocación trabajando como perro de detección de explosivos. Su primera misión como miembro del cuerpo es trabajar en los Juegos Olímpicos de Londres para mantener a salvo a la gente de la amenaza de explosivos. Grose se divierte y se lo pasa muy bien mientras esta llevando a cabo esta labor.

Lynn Campbell, gerente del “Blue Cross” en Kimpton dijo: “Muchos animales vienen a Blue Cross en busca de una segunda oportunidad en la vida por lo que siempre es maravilloso cuando se van a desarrollar todo su potencial”.

El “Blue Cross” es un refugio en el que no se sacrifican a los animales, nunca se eutanasian a los animales que están en buenas condiciones de salud. Su principal función es rescatar a los perros y gatos, aunque también están dispuestos a rescatar a otro tipo de animales domésticos. Son financiados en su totalidad por donaciones públicas y tienen centros veterinarios de tratamiento en donde los dueños de una renta baja o afectados por la crisis pueden llevar a sus animales para que los traten de forma gratuita.

Visto en: Bluecross

 

2 respuestas

  1. Emilia Carrillo 4 años ago
  2. Lee el comentario de abajo 4 años ago

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: