Un perro come varios dedos del pie de su familiar y le salva la vida | Schnauzi.com
logo-trans1

Un perro come varios dedos del pie de su familiar y le salva la vida

perro-come-dedos-pie-hombre-y-salva-su-vida

Un hombre sueco pudo haber salvado su vida gracias a que su perro le comió los pies mientras él dormía. Las piernas y pies de Micke Thomasson habían desarrollado úlceras como consecuencias de no poder moverlos, y su perro Pojken pudo haberle salvado de desarrollar una infección mortal.

Micke Thomasson de Sundsvall (Suecia) tuvo un accidente de coche cuando tenía tan sólo 25 años lo que le dejó sin poder utilizar sus piernas. Él no estaba insensible por la parálisis y durante años sufrió mucho dolor debido a sus úlceras. Los médicos le recomendaron la amputación, pero él se negó diciendo que no se sentiría bien si le quitaban una parte de su cuerpo.

Hace un mes aproximadamente, un dolor comenzó a supurar y se volvió en algo insoportable. Thomasson usa morfina para poder dormir, y se quedó atónito cuando se despertó a la mañana siguiente y se dio cuenta de que tres dedos de uno de sus pies habían sido mordidos.

“Un amigo mío que estaba conmigo ese día, entró a mi habitación por la mañana con una taza de té. Gritó: ‘El perro se ha comido tus dedos’ “, comentó Thomasson.

Pojken fue encontado dormido y con sangre alrededor de su boca. La pequeña cantidad de morfina que se trago hizo que el perro empezara a tener sueño y se quedara dormido sin poder terminar el trabajo y acabar comiendo todos los dedos del pie infectado.

Thomasson fue llevado a un hospital, donde finalmente le realizaron la amputación de la pierna. De no hacerlo podría haber tenido un fallo en sus órganos y llegar a producirle la muerte. El hombre está muy agradecido por lo que hizo su perro Pojken.

Él es la razón por la que estoy vivo. Sin él, el desenlace hubiera sido fatal. Ahora me siento muchísimo mejor“.

Esta no esa la primera vez que un perro detecta una enfermedad y toma medidas drásticas para proteger la vida de un humano. En el año 2010 Jerry Douthett, un residente de Rockford (Michigan), se despertó y descubrió que su perro Kiko le había devorado uno de sus dedos gordos. Douthett había sido diagnosticado de diabetes de tipo 2, lo que creo una úlcera en su pie. Kiko podría haber sido atraído por el olor y su acción hizo que Douthett recibiera el tratamiento que tanta falta le hacía.

“Él salvó mi vida. De lo contrario nunca habría ido. Me pregunto cuanto tiempo más habría esperado”.

7 respuestas

  1. Diana 3 años ago
  2. guasona 3 años ago
  3. fabian 3 años ago
  4. will 3 años ago
    • Ana 2 años ago
  5. Diego 3 años ago

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: