Palabras para Goliath, el perro maltratado brutalmente en Portugalete | Schnauzi.com
logo-trans1

Palabras para Goliath, el perro maltratado brutalmente en Portugalete

En la manifestación contra el maltrato animal que tuvo lugar en la Plaza de María Pita de la ciudad de A Coruña el pasado Domingo 25 de Marzo, se leyeron unas palabras escritas por el animalista Julio Ortega para Goliath, el perro que fue maltratado brutalmente en Portugalete.

Este es el momento de la lectura:

Schnauzi.com también estuvo allí para demostrar el descontento con el actual código penal y reclamar a los políticos un endurecimiento de las leyes contra el maltrato animal ya que son muchos los casos que salen a la luz cada día de perros y animales maltratados.

Beethoven te llamas aunque hayas llegado a todos nosotros como Goliath. Pero ese detalle no importa demasiado en esta historia, porque a nuestros ojos tus nombres ya son miedo, incomprensión y dolor, mucho dolor. Y por más que lo anhelamos nos cuesta demasiado creer que algún día vuelvan a serlo alegría y confianza.

Sin embargo sabemos que tú eres capaz de perdonar. En eso nos superas Compañero, nosotros ni concebimos ni queremos el perdón y el olvido para quien te dejó así. No hay más que verte postrado y contemplar las terribles marcas presentes en tu cuerpo, para sentir un escalofrío al imaginar los atroces instantes por los que tuviste que pasar el 16 de marzo, cuando un criminal, un maldito criminal, ató tus patas delanteras con las traseras, te puso una soga al cuello y después te golpeó brutalmente no sé cuántas veces con una barra de hierro para al fin tratar de enterrarte vivo.

Sí, un criminal, un maldito criminal que hoy, Goliath, está en libertad. Siento vergüenza al decírtelo pero esa es la realidad cotidiana en este País en el que tienes la desgracia de vivir. ¿Libertad con cargos? ¿Y de qué nos vale su imputación si sabemos que a estas horas, mientras tú luchas por sobrevivir, él tal vez se encuentre en algún bar bebiendo y vanagloriándose de su hazaña? ¿Qué consuelo puede ofrecernos si a partir de mañana, cuando tú comiences a arrastrar de por vida las secuelas físicas y psíquicas de lo que te hizo, su mayor preocupación sea la de reunir unas monedas para pagar la multa que le impongan. Un poco de dinero para la administración, ya ves, ese es todo el precio de tu sufrimiento.

Sé que ahora mismo hay un gran número de personas y de asociaciones trabajando para que tu torturador y casi asesino no salga impune por el miserable y cobarde intento de acabar con tu vida, empleando en su abyecta acción una saña casi inimaginable, pero presente una y otra vez en episodios que se repiten continuamente y en los que las víctimas unas veces son seres como tú y otras son miembros de nuestra especie.

La diferencia radica en ese precio que mencionaba. Vuestro padecimiento, Goliath, siempre es muy barato. Y sí, esa movilización social, desgraciadamente sólo parcial, me otorga cierta tranquilidad, pero en modo alguno puede aliviar mi dolor ni privarme del asco y de la rabia que siento, porque sea cual sea el veredicto y la sentencia que reciba esa escoria humana, me revuelve saber que ahora mismo no permanece recluido en una celda a la espera de una pena de prisión que vaya más allá de los años que a ti te queden de vida.

Pero estamos en España, eso no ocurrirá. Que el destino te libre de volver a cruzarte en su camino, porque aquí, los delincuentes como él, los asesinos como él, siempre quedan en libertad Goliath, Beethoven… ¡Qué más da tu nombre! Para los responsables de impartir justicia eres un simple perro.

JULIO ORTEGA

7 respuestas

  1. Maria Josè Paredes Sierra 5 años ago
    • Cristina 5 años ago
  2. ainara 5 años ago
  3. Dana 4 años ago
  4. Dana 4 años ago
  5. Aide 4 años ago
  6. Aide 4 años ago

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: