Budi, el orangután bebé que no podía crecer porque lo tenían encerrado en un gallinero, por fin sabe lo que es ser amado | Schnauzi.com
logo-trans1

Budi, el orangután bebé que no podía crecer porque lo tenían encerrado en un gallinero, por fin sabe lo que es ser amado

 
 

Este ejemplar de orangután bebé llamado “Budi” ha luchado hasta el día de hoy por mantenerse con vida tras haber sido encerrado en un gallinero y alimentado durante meses sólo con leche condensada. Afortunadamente ha sido rescatado y por fin sabe lo que es ser amado.

El pequeño orangután sufrió malformaciones en sus huesos, hinchazón y sus extremidades se llegaron a doblar debido a haber estado metido dentro de un pequeño gallinero. Actualmente veterinarios de una organización del Reino Unido lo están cuidando para intentar que recupere su salud. A su corta edad, este orangután ha tenido una horrible experiencia con los ‘humanos’ que lo enjaularon en un gallinero y durante 10 meses lo alimentaron a base de leche condensada.

Realmente no sabemos como pudo haber sobrevivido y soportar durante tanto tiempo esas horribles y lamentables condiciones en las que estaba.

orangutan-budi

El orangután, bautizado como “Budi”, ha sufrido deformaciones en sus pequeños huesos debido a todo el tiempo que estuvo dentro del gallinero. Sus rescatadores explicaron que cuando rescataron al orangután en una zona de Indonesia, el animal lloraba como si fuera un bebé humano.

“Ninguna criatura con vida puede ser forzada a vivir durante meses soportando ese dolor y esa miseria y menos aún un orangután bebé indefenso, sin una madre que lo consuele”, comentó Alan Knight, CEO de la organización “International Animal Rescue“, con base en Uckfield (Reino Unido).

Budi estuvo atrapado en una jaula de gallinas durante meses y su dueño no le dio ni un bocado de alimentos sólidos, por temor a que fueran malos para él.

“Fue privado de todos los nutrientes que son vitales para el desarrollo de un bebé. La ignorancia y el abandono de su dueño lo estaban matando lenta y dolorosamente”. “Me rompe el corazón pensar en el dolor de Budi y como se fue poniendo cada vez más y más enfermo. Con el tiempo, su dueño dijo a las autoridades que decidió entregar al pequeño orangután bebé que había tenido en su casa como mascota”. Cuando fue entregado, el orangután estaba en un estado lamentable. Era incapaz de moverse o sentarse por sí mismo. Con más de un año de edad tendría que ser capaz de saltar y moverse sin problema pero parecía como si fuera un bebé recién nacido. “Desde que ingresó en nuestro centro hace unas semanas, apenas ha empezado a hacer una recuperación lenta”, comentó Karmele L Sanchez, director de “International Animal Rescue”.

orangutan-encerrado-jaula-gallinero

orangutan-bebe-budi

rescate-orangutan-gallinero

En esta historia se puede ver claramente el lado cruel, la ignorancia y maldad del ser humano. A pesar de todo existe gente buena que se preocupa por los animales y gracias a ello Budi ha tenido una segunda oportunidad. Esperamos y deseamos una pronta recuperación de Budi.

Estamos seguros que con la ayuda de esta buena gente y grandes profesionales se recuperará y saldrá adelante.

5 respuestas

  1. haygentemala 3 años ago
  2. Irina 3 años ago
  3. yoana juarez 3 años ago
  4. la gente que maltrata los animales no tendria que existir 3 años ago
  5. Arropia 8 meses ago

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: