El neurocientífico Gregory Berns revela por qué los perros se ponen contentos cuando llegas a casa | Schnauzi.com
logo-trans1

El neurocientífico Gregory Berns revela por qué los perros se ponen contentos cuando llegas a casa

 
 

por-que-los-perros-se-ponen-contentos-al-vernos

No hay nada mejor en el mundo que el momento en el que llegamos a casa y nos encontramos a nuestro querido perro esperándonos.

Están muy emocionados de volver a vernos cada vez que desaparecemos durante unas horas, eso es algo que nos llena el corazón de amor.

Independientemente del tamaño del perro, se tumban en el suelo y comienzan a lamer nuestras caras por todas partes, sin parar de menear la cola como diciendo: ¿Dónde has estado, te he echado tanto de menos?.

Seguro que muchas veces te has hecho la pregunta de como es que sucede esto cada vez que sales y vuelves a casa. ¿Por qué mi perrito se emociona tanto al verme llegar?.

La ciencia podría tener la respuesta a todas estas preguntas. Hay dos factores: Cómo los perros han ido evolucionando a lo largo de los años desde los lobos y la curiosidad.

Mucho antes de que los perros fueran nuestros amigos y compartieran hogar con nosotros, eran lobos que vagaban libremente.

El neurocientífico Gregory Berns explicó a io9 que lamer las caras es un saludo social (igual que los seres humanos se dan la mano) y lamiendo la cara, los lobos también pueden saber si otros lobos han traído la cena a casa esa noche.

Berns ha hecho un montón de investigaciones para averiguar cómo los perros nos ven a los humanos. ¿Nos ven como si fuéramos miembros de su manada de lobos o como una especie completamente diferente?. Berns descubrió, a través de pruebas de olor, que los perros podían identificar el olor familiar de los seres humanos, y cómo eso provocó ciertas respuestas.

“Ningún otro aroma hizo eso, ni siquiera el de un perro de la familia”. “Esto es la prueba de que ellos no nos ven como perros, ellos saben que somos algo diferentes, hay una parte en sus cerebros para nosotros. Investigando hemos descubierto que los perros aman a sus seres humanos, y no sólo por la comida. Les encanta la compañía de los seres humanos simplemente por su bienestar”, explicó Berns.

Berns también menciona que, mientras los humanos pueden pensar en conceptos abstractos, los perros no pueden hacerlo. Así que cuando un perro nos ve, puede estar feliz o triste, no hay nada intermedio. Y si hemos estado fuera de casa todo el día, el perro probablemente ha estado aburrido sin nada que hacer ni compañía.

En el momento en el que siente que abrimos la puerta, está contento de vernos pero también quiere saber dónde hemos estado. Es por eso que nos da un montón de besos y nos lame la cara, porque el perro necesita saber si hemos estado con otros perros, y también si hemos traído comida a casa para ellos.

Todavía quedan un montón de investigaciones por hacer, pero una cosa es cierta: El volver a casa y encontrar un perro emocionado es lo mejor. Abrir la puerta significa que vas a saludarlo y a jugar un poco.

2 respuestas

  1. snz 2 años ago
  2. Lorenzo Lamas 2 años ago

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: