Uno de los mayores abusadores sexuales de todo tipo de animales de Estados Unidos quiere castración química en vez de cárcel | Schnauzi.com
logo-trans1

Uno de los mayores abusadores sexuales de todo tipo de animales de Estados Unidos quiere castración química en vez de cárcel

Un hombre acusado de abuso sexual a diferentes animales está pidiendo al juez que lo libre de la prisión a cambio de someterse a una castración química.

Se trata de Michael Bessigano, de 46 años de edad y natural de Indiana (EE.UU.), quien ha estado encarcelado desde el pasado mes de enero después de ser detenido por violar su libertad condicional después de ser condenado por obscenidad en el año 2009 tras acceder a materiales obscenos en Internet.

Michael Bessigano abusador sexual animales indiana

Este sujeto tiene un largo historial de abuso sexual y asesinatos de animales.

En el año 1991 fue detenido dos veces después de que lo encontraran en un gallinero con pájaros muertos a sus pies. Su segundo arresto fue por romper el cuello a un gallo y luego fue encontrado molestando a los pájaros de los vecinos. Se declaró culpable de un delito menor y pagó una multa de 500 dólares.

En 1993 fue declarado culpable por entrar en una granja, robar un perro de raza rottweiler y luego matarlo rompiendo su cuello. Cumplió dos años de cárcel. Durante el juicio explicó que prefería vivir con animales antes que con personas.

Un mes después, tras su liberación, fue detenido por intentar robar un pastor alemán.

En el año 2002, Michael Bessigano cumplió cuatro años de cárcel por arrancar la cabeza a un pollo para tener relaciones sexuales con él en la habitación de un motel y luego matar al ave.

Michael fue condenado a 33 meses de cárcel en el año 2009 por descargar pornografía de bestialidad.

Michael Bessigano mayor abusador sexual animales estados unidos

Mientras cumplía tres años en libertad bajo fianza, fue detenido en el 2013 por abusar sexualmente de una gallina de Guinea.

Se declaró culpable del robo del ave en 2014 y fue condenado a siete años y medio de cárcel como delincuente habitual.

El condenado ha declarado previamente que dormía con animales muertos, incluyendo un mapache, cuando era un niño.

Esta semana el abogado de Michael pedía al juez que teniendo en cuenta el tiempo que llevaba en la cárcel lo sometieran a una terapia e inyecciones mensuales de un fármaco reductor de la testosterona. Argumentando que su cliente está motivado por el deseo sexual no por el sadismo o cualquier deseo de herir a los animales.

El doctor Fred Berlín, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, dijo que el tratamiento hormonal podía ser efectivo con este sujeto.

La historia de este abusador de animales es única en el país y mientras estaba en la cárcel, dormía bajo su cama y pintaba rayas de gato en su cuerpo y hacía dibujos que se referían a él como el “amo de los gatos”.

(Vía)

3 respuestas

  1. TERESA 3 semanas ago
  2. Erika 3 semanas ago
  3. Marjorie 3 semanas ago

Añadir comentario

error: