Liszka, una perrita con el cuerpo encorvado tras ser obligada a vivir en una jaula, no para de mover su cola cuando ve a sus rescatadores | Schnauzi.com
logo-trans1

Liszka, una perrita con el cuerpo encorvado tras ser obligada a vivir en una jaula, no para de mover su cola cuando ve a sus rescatadores

La vida no ha sido nada buena con esta perrita llamada “Liszka“, quien se vio obligada a vivir dentro de una diminuta jaula de barras oxidadas.

Su antiguo dueño la mantuvo viviendo en esas condiciones horribles, en un lugar sombrío y sin ninguna esperanza.

rescatan-perra-encorvada-vivio-toda-su-vida-dentro-jaula

Afortunadamente, después de tanto tiempo viviendo dentro de la jaula, “Liszka” es libre y tiene una razón para vivir.

La gente del grupo de rescate animal “OTOZ Animals” rescató a la perrita en una zona de Polonia.

En el momento que fue trasladada a las instalaciones de la organización, la perrita tenía todo su cuerpo encorvado debido a todo el tiempo que había vivido dentro de la jaula..

La jaula era su cárcel, no podía caminar de pie y casi no podía ni moverse.

perra-liszka-jaula-polonia

Durante todo este tiempo se ha tratado de socializar y cuidar como se merece a “Liszka”. Es entendible que después de tanto sufrimiento tuviera mucho miedo a las personas. Afortunadamente poco a poco esa conducto ya empieza a cambiar.

Ha sido tratada por un veterinario y ha recibido masajes con frecuencia para tratar de relajar sus músculos. Gracias a esto ahora ya puede moverse mejor y su miedo y ansiedad a la gente ha mermado.

A la perrita le queda un largo camino por recorrer pero tenemos que dar la gran noticia de que, por fin, ha conseguido el hogar que se merece. Hace unos días era adoptada.

Desde OTOZ Animals explicaron que el antiguo dueño de Liszka es un conocido maltratador de animales. Ya han informado del caso a las autoridades.

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: