La procesionaria del pino, una amenaza silenciosa para nuestros perros | Schnauzi.com
logo-trans1

La procesionaria del pino, una amenaza silenciosa para nuestros perros

La procesionaria del pino puede herir  gravemente e incluso llegar a matar a tu perro. Esta amenaza silenciosa puede también causar serios problemas de salud a las personas.

Incluso aunque no tengas perro, pero si vives en España o en países de Europa deberías tener precaución con la procesionaria del pino y saber que puede pasar si tocas su pelo con tus manos, cara o cuerpo.

procesionaria perros

La primea vez que encontré una procesionaria fue dando un paseo por una zona de Galicia. Estaba paseando con mi perra Bimba en una zona boscosa, disfrutando del paisaje y de la tranquilidad.

Bimba estaba olisqueando toda la zona, estaba llena de pinos, alcornoques, eucaliptos y otras variedades de árboles.

De un momento a otro me fije en una pista y pude ver como había algo que parecía una cuerda. Cuando detallé más y me acerqué para ver que era eso me quedé atónito al ver que se movía. Me di cuenta que estaba viendo la famosa procesionaria del pino.

Eran cerca de unas 30 procesionarias, muy parecidas a las orugas, colocadas en fila india y moviéndose lentamente.

En ese momento agarré a mi perra para que no se acercase demasiado a las procesionarias. Cualquier contacto podría ser fatal.

procesionaria del pino españa

procesionaria del pino perro

síntomas picadura procesionaria

Las procesionarias del pino pueden causar una reacción alérgica en nuestros perros al producirse el contacto con el veneno que se encuentra en los pelos de estos insectos, muy habituales de los pinares mediterráneos en los que tienen todo lo necesario para alimentarse.

La histamina puede causar un picazón intenso, erupciones repugnantes, problemas respiratorios e incluso puede llegar a causar un shock anafiláctico.

Es aconsejable que si en época de primavera estás paseando, sobre todo por una zona de pinos, mantengas los ojos bien abiertos. Las procesionarias del pino son fáciles de ver pero debes de controlar mucho a tu perro.

Si sospechas que tu perro ha entrado en contacto con una procesionaria, los efectos los verás al cabo de unos minutos.

Los efectos son babeo o salivación, vómitos, somnolencia o apatía, hinchazón de la boca, lengua, cara y en general la zona de la cabeza, irritación de las patas y algunos otros efectos que no se detectan a simple vista.

En caso de notar alguno de estos síntomas, corre urgentemente a visitar a un veterinario para que traten lo antes posible a tu perro. Ellos son los que salvarán la vida de tu animal.

procesionaria perro

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: