logo-trans1


Un hombre sin hogar camina 8 kilómetros cada día para ver a su perro

buchmann y perro buster

Todos los días, llueva o haga sol, Pete Buchmann camina unos 8 kilómetros para visitar a su mejor amigo, un perro llamado “Buster”.

Buchmann y Buster eran inseparables hasta julio, cuando se acabaron los recursos económicos de Buchmann y se quedó sin hogar, y sin manera de poder cuidar a su perro de 9 años de edad.

“Cuando no pude pagar más el alquiler, me mudé al otro lado de la calle en el patio trasera de una casa vacía. Estuve en una tienda de campaña y fue bastante divertido durante una semana, pero eso no era bueno para Buster”, comentó Buchmann.

El hombre pidió ayuda a la policía para atender a Buster y le dieron el teléfono de un refugio en el que no sacrifican a los perros llamado “Faithful Friends Animal Society”, en Wilmington (Delaware).

ACTUALIZACIÓN: (26/12/2014 | 20:00): Reúnen 29.000 euros para el hombre sin hogar que cada día caminaba 8 kilómetros para ver a su perro.

Llamó varias veces y explicó la situación en la que estaban él y su perro. Gente del refugio quedó con Buchmann y luego fueron al refugio en el que se iba a quedar Buster.

“Desde que empezó la crisis, muchas personas han tenido que renunciar a sus mascotas y hemos sido capaces de recolocarlas en otras casas, pero Buster no es adoptable”. “Él es viejo, tiene artritis. Los perros como él pueden caer muy rápido en un refugio. Sabíamos que si él iba a un refugio en el que sacrificaran perros no sobreviviría”.

Buchmann nunca se imaginó poder encontrar a ese refugio. El hombre de 54 años de edad estuvo trabajando, desde que se graduó en la escuela secundaria, en la construcción, instalación de fibra óptica y otros trabajos. Pero cuando llegó la crisis, su vida dio un cambio.

“Yo no soy una persona sin hogar típica”. “Yo no bebo, y no me drogo. Hay un montón de personas muy inteligentes que viven en la miseria debido a que no tuvieron suerte”, comentó a delawreonline.

El hombre, nativo de Long Island, llegó a Wilmington hace un año y medio después de que su hermana y su madre, a las cuales cuidó durante 7 años, murieron con pocas semanas de diferencia.

Al igual que millones de estadounidenses afectados por la crisis financiera, del empleo a tiempo completo recurrió a empleos a tiempo parcial y luego se quedó sin trabajo. Finalmente vendió su coche para tratar de aferrarse a su apartamento de 700 euros al mes hasta que pudiera encontrar un trabajo a tiempo completo, pero el dinero se acabó. Nunca se ha casado, no tiene hijos y no tiene familiares a quien recurrir.

Pero tiene a Buster.

historia hombre sin hogar y perro buster

“Estoy sorprendido de su actitud”. “Camina 8 kilómetros todos los días para ver a Buster y luego se pasa dos o tres horas para ayudar a pasear a los perros. La mayoría de gente en su misma situación podría estar deprimida y enfadada pero el no lo está”, comentó Pierantozzi.

Pierantozzi se ha quedado tan impresionado con la devoción del hombre por su perro Buster, su comportamiento y su voluntad de trabajar que está haciendo todo lo posible por encontrar un trabajo a tiempo completo para el hombre.

Buchmann ayuda en el refugio un par de horas a la semana pero ya que el refugio esta financiado en un 100% por las donaciones, no tienen presupuesto para más.

Ahora el hombre cada mañana realiza su misma rutina, caminando unos 8 kilómetros para ver a su amigo y con la esperanza de encontrar un lugar limpio, cristiano para vivir con su perro.

“Él es mi amigo, ha estado conmigo en todo”. “Parece contento aquí, y sabe a que hora me voy y a que hora llego. Sabe que no ha sido abandonado”. “Faithful Friends me ha ayudado a salvar a mi fiel amigo. Siempre estaré agradecido. No tengo nada de que quejarme”, comentó Buchmann.

hombre camina 8 kilometros para ver a su perro

Después de que la historia de Buchmann y de Buster se hiciera viral, cientos de comentarios mandaban ánimos a los dos.

“Estoy abrumado con las respuestas de ayuda para mí y para Buster. Gracias a todos, siento que no me lo merezco cuando tantos otros merecen ayuda, también se que Jesús está cuidando de mi por todo lo que estoy pasando”, comentó Buchmann.

Cualquier persona de la zona que pueda darle un trabajo al hombre se puede poner en contacto con la siguiente dirección de correo electrónico y teléfono: jane@faithfulfirends.us o (302) 427-8514, ext. 106.

4 respuestas

  1. Luis 2 años ago
  2. maxi 2 años ago
  3. CAROLINA VALDERRAMA 2 años ago
  4. terrykrizia 2 años ago

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.