Un hombre prefiere dormir debajo de un puente por que en los albergues no le dejan llevar a su gata | Schnauzi.com
logo-trans1

Un hombre prefiere dormir debajo de un puente porque en los albergues no le dejan llevar a su gata

Hace unos días la actriz Beatriz Rico, subía una fotografía a su cuenta de Twitter y escribía el siguiente comentario: Mirando el cristal de la cafetería…no puedo quitarle el ojo. No debe de tener ni un mes. En la foto se veía a un hombre que acompañado de un gatito estaba pidiendo limosna.

Una persona anónima fue el pasado viernes a ver la última función de “Mejor viuda que mal casada” en el Pequeño Teatro Gran Vía de Madrid y se encontró con el hombre acompañado de su gato. Estaba en el mismo lugar, en la entrada de la cafetería Starbuks. Junto a los cartones que le servían de asiento se encontraban un libro, un arenero, comida felina, un transportín y su gatita Deisy.

El testimonio que contó la persona anónima que se acercó al hombre y a su gata es tremendo y por eso lo quiso compartir con todos.

jesus y gata deisy

beatriz rico gato

Me acerqué para charlar con él y aceptó de buen grado. Diversas circunstancias lo habían llevado a vivir en la calle, entre ellas el no tener trabajo. Sabe que existen albergues en los que poder dormir, pero él prefiere hacerlo debajo de un puente. ¿Por qué? “Porque en los albergues no me dejan llevar a mi gata y no la voy a dejar atrás”.

A Deisy la encontró en un contenedor de basura en Alicante, cuando ni siquiera había abierto los ojos. La alimentó a base de biberón y tenía muy claro que su gata irá a donde vaya él. “Me da muchísima compañía. Tiene 4 meses y lo de ella es dormir, comer y jugar”.

La expresión de Jesús cambiaba cada vez que miraba o hablaba de su gatita. Alababa el cariño y la compañía que esa miniatura de cuatro patas le proporcionaba. Un cariño y una compañía mutua, ya que Deisy está feliz a su lado.

Ésta es la otra cara de la crisis, es la otra cara del ser humano. Cuando lo has perdido todo, pero eres incapaz de olvidar a alguien que está a tu cargo, que te da pequeñas alegrías y horas de juego. Cuando se es capaz de renunciar a una cama y a un techo, para “no dejar atrás” a quien nunca te abandonará.

16 respuestas

  1. Belle 4 años ago
  2. sanbulls 4 años ago
  3. Emilia Carrillo 4 años ago
  4. rosi 4 años ago
  5. Hura Jinn 4 años ago
  6. Fernando M.S. 4 años ago
    • Angel 4 años ago
      • jara 2 años ago
  7. celene 4 años ago
    • File 2 años ago
  8. carlos 4 años ago
  9. MARIA CRISTINA 4 años ago
  10. Yaritza Ornelas 4 años ago
  11. Jorge 4 años ago
  12. JORGE 2 años ago
  13. Raquel 2 años ago

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: