[PRUEBA DE AMOR]: Día tras día un hombre pasea en carro a su perro viejito y tan enfermo que no tiene fuerzas ni para caminar | Schnauzi.com
logo-trans1

[PRUEBA DE AMOR]: Día tras día un hombre pasea en carro a su perro viejito y tan enfermo que no tiene fuerzas ni para caminar

La enfermedad ha mermado las capacidades de este perro llamado “Maverick” pero con el amor de su familia todo está siendo más fácil.

Joey Maxwell y su mujer adoptaron a Maverick hace ocho años. La pareja salvó al Golden retriever de un refugio en el que iba a ser sacrificado, su anterior familia lo abandonó cuando dejó de ser un cachorro.

hombre-pasea-perro-anciano-con-cancer-en-carrito

Había pasado 3 meses en el bosque. Cuando lo adoptamos, estaba en los huesos y muy enfermo pero era perfecto. Él nos amo nada más vernos y sabíamos que iba a ser nuestro perro. Desde entonces ha estado con nosotros“, explicaba Maxwell.

Desgraciadamente hace dos años el perro era diagnosticado de un linfoma pero la familia en vez de aceptar que perdería a su perro debido a la enfermedad, consiguió el tratamiento de quimioterapia que necesitaba. En poco tiempo el cáncer remitió y pese a todo el perro nunca dejó de ser el que era.

Hace dos meses el cáncer regresó y una vez más su familia estuvo ahí para luchar contra él. “Hace una semana tuvimos una crisis. Nos levantamos por la mañana y él no podía caminar. Se puso en el suelo y apenas podía levantar la cabeza. No quería comer ni beber. Estaba temblando“.

Trasladaron al perro al veterinario y se descubrió que tenía anemia y algo de fiebre. Durante un par de días estuvo en la clínica veterinaria y luego regresó con su familia.

Vídeo:

joey-maxwell-y-maverick

perro-cancer-piscina

maverick-perro-con-cancer

perro-maverick

hombre-pasea-perro-con-cancer-en-carrito

perro-linfoma-pasea-con-carrito

Pese a todo, el estado físico de Maverick estaba mermando pero su espíritu era fuerte.

Desde que el perro dejó de caminar, Maxwell tuvo la idea de comprar un carrito especial lo suficientemente grande para poder pasearlo. Fue dicho y hecho.

Llegué a casa y preparé la cama para Mav y puse una manta en el carro. Cargue a Mav y fui al centro. Tan pronto como empecé a rodar por la carretera, empezó a mover la cola, dejó abierta la boca y su lengua colgaba de ella. Levantaba la cabeza de la cama y tenía una sonrisa de oreja a oreja“.

Maxwell creía que podría ser su último paseo juntos pero no lo era.

maverick-perro-cancer

Hubo una transformación instantánea. Así que al día siguiente hicimos lo mismo. Noté que se animó un poco más. Lo hemos llevado al centro casi todo los días desde entonces. Ahora la gente comienza a reconocerlo y viene a saludarnos“.

La salud del perro cada vez va mejor. Cuando dieron el primer paseo en el carrito pensaron que sería el último o los dos últimos días de Maverick. Pero cada semana ha ido a mejor. Cada mes se siente mejor y él es todavía muy amado.

Está claro que el perro nunca volverá a ser el mismo de antes, pero la dedicación de su dueño y su cariño está haciendo que el perro mejore. Puedes seguir el progreso de Maverick en su página de Facebook.

hombre-cuida-perro-linfoma

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: