logo-trans1
 

La gata Jessi ayuda a un niño que padece mutismo selectivo

gata ayuda a hablar a ninoCuando Lorcan Dillon pronunció por primera vez las palabras “Te quiero”, su madre Jayne estaba completamente eufórica. “Me conmovió mucho, pero tenía que mantenerme a raya”. “No quería que se diese cuenta de lo emocionada que estaba y lo importante que era para mi escuchar esas preciosas palabras”, explicaba Jayne.

Pero esta declaración de amor del niño de 7 años no era para su madre, era para la gata Jessi. En ese momento Lorcan era un niño atrapado en un mundo de silencio por una condición conocida comomutismo selectivo“, que lo dejó sin poder hablar o expresar sus emociones.

Después de forjar un gran vínculo con su gato birmano de dos años de edad, el niño había conseguido hablar por primera vez. “Ella parece entender que su papel consitía en estar al lado de Lorcan. Este gato tiene un extraordinario sentido del deber. No puede estar sin saber que es lo que está haciendo Lorcan y si le escucha reir, se acerca a ver que está pasando”. “El otro día, me encontre a Lorcan leyendo. Tenía su pata en la mano del niño, mientras sus ojos azules estaban contemplando su rostro con una adoración increíble”. “Todas las noches duerme al lado de su cama y cuando llega de la escuela corre a cogerla y abrazarla”, explicaba Jayne.

Cuando Lorcan nació en el año 2004, era un bebé sano que lloraba vigorosamente, pero cuando la gente entraba en la casa el se quedaba totalmente callado. Jayne explicaba: “Cuando Lorcan tenía tres años, su abuela vino a cuidar a Lorcan y a su primo. Lorcan no dijo ni una palabra en todo el día”. “También recuerdo cuando entramos en una tienda y Lorcan saltaba de alegría. Entonces el tendero dijo hola y rápidamente el niño se escondió en el mostrador”. “Al principio pensé que era timidez”.

A los cuatro años los médicos empezarón a notar que tenía algún tipo de problema. “Era un niño feliz que jugaba con los demás pero no podía comunicarse con ellos“. “Mientras otros niños balbuceaban Lorcan se quedaba completamente en silencio“, comentaba Jayne. Después de muchas pruebas los médicos le diagnosticaron “mutismo selectivo”.

gato ayuda mutismo selectivo

El mutismo selectivo es un trastorno que afecta a uno de cada 1.000 niños, es una condición nerviosa causada por el estrés. La vítcima a menudo pueda hablar en su entorno familiar, pero le resulta difícil comunicarse con el exterior. “Este no es un caso de niño tímido. Lorcan puede ponerse a bailar en el pasillo de un supermercado y no le importa que la gente esté mirando. Pero él no se atreve a hablar. Está atrapado en un mundo de silencio”.

Cuando Lorcan tenía cinco años, era un niño solitario y no había forma de que hiciera amigos de su misma edad. Con la llegada de la gata Jessi, su madre quería que tuviera con él a alguien con quien poder hablar y lo ayudara a relajarse. Cuando la gata conoció a Lorcan, estaba fascinado con él. Lorcan la acariciaba mientras escuchaba sus ronroneos. Después de unos meses sucedió algo mágico, le oí hablar con ella. Ella inclinó la cabeza y recibió un maullido como respuesta.

Se hicieron grandes amigos y Lorcan hablaba con ella. Al cabo de unos días llegó la gran noticia de que había leído unas cuantas frases en clase. La guinda del pastel fue cuando la madre escuchó al niño decir “Te quiero” a la gata Jessi.

Jayne acababa diciendo: “Sé que los gatos tienen un sexto sentido pero este gato parece como que comprende la vulnerabilidad de Lorcan“.

Visto en: Bbc

Síguenos en Twitter. Clic en el botón:

 

2 respuestas

  1. Gloria 4 años ago
  2. 小幡 秋美 3 años ago

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: