Fallece el perro que se tragó un juguete supuestamente tóxico fabricado por Nestlé | Schnauzi.com
logo-trans1

Fallece el perro que se tragó un juguete supuestamente tóxico fabricado por Nestlé

El perro de la imagen se llamaba Pavel y falleció tras una larga y penosa enfermedad después de tragarse parte de un hueso de un juguete supuestamente tóxico.

Pavel, el pastor alemán supuestamente intoxicado con un juguete.

En su día, hace como unos dos años más o menos, un hueso de plástico fabricado por Nestlé bajo la marca Friskies supuestamente intoxicó al perro y desde aquella, el animal empezó a enfermar. Cuando se le empezó a caer el pelo, su dueña lo llevó de inmediato al veterinario, le hicieron analíticas y vieron que tenía los estrógenos (hormonas femeninas) muy altos. La solución de los expertos fue caparlo, pero no funcionó.

Unos investigadores de Barcelona le comentaron a la dueña de Pavel que el animal podría tener restos de un ovario. Lo operaron pero no vieron nada. Lo que si vieron fue un resto de plástico, un trozo de un hueso de juguete. Cuando lo dejaron sobre un papel comprobaron que el plástico supuraba una sustancia negra. Después de analizarlo, comprobaron que el plástico estaba cargado de estrógenos y como el animal lo había tragado, le había intoxicado por dentro. El estado de salud del perro ”está muy deteriorado, por dentro y por fuera”. ”Un ejemplo es que cuando orina, la hierba queda totalmente negra”, apuntaba la veterinaria.

Con los análisis del laboratorio, Zita Ll. S., la propietaria de Pavel, interpuso una denuncia en los juzgados a Nestlé como fabricante del hueso de plástico y a El Corte Inglés por venderlo.

La parte demandada aseguraba que el juguete no es el culpable del deterioro del animal, pero será el juez el encargado de resolver el asunto. Por otra parte, la dueña del animal comentaba: ”No queremos dinero, sólo que esto siga para adelante, se demuestre que el producto es tóxico y lo retiren del mercado”.

El procedimiento judicial fructificó y la vista oral se celebró el pasado martes día 20 de diciembre de 2011.

Según podemos leer en El Comercio Digital, las veterinarias que atendieron al perro durante los tres años de tratamiento expusieron ante la jueza el resultado de los diversos análisis practicados tanto al pastor alemán como al juguete, manifestando que se trata de un producto tóxico ”que no puede ser vendido para animales”.

La segunda sesión de la vista oral tendrá lugar en enero de 2012, en la que está previsto que testifique un perito de Nestlé y quedará visto para sentencia.

Seguiremos informando…

Vía: El Comercio Digital | Foto: El Comercio Digital.

Gracias a Montse por enviarnos la noticia vía Facebook.

14 respuestas

  1. Anikka 5 años ago
  2. Laurita 5 años ago
  3. Angela 5 años ago
  4. Alberto 5 años ago
  5. Josè Alfonzo 5 años ago
  6. RM 5 años ago
  7. inmaculada 5 años ago
  8. carmen55 5 años ago
  9. Made 5 años ago
  10. ALBERTO 5 años ago
    • ana 5 años ago
  11. DANIEL 5 años ago
  12. ana 5 años ago

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: