Una experta desmitifica las populares creencias en torno al lenguaje corporal de los gatos | Schnauzi.com
logo-trans1

Una experta desmitifica las populares creencias en torno al lenguaje corporal de los gatos

La organización británica “Cats Protection” ha publicado un vídeo en el que Nicky Trevorrow, una de sus expertas en comportamiento animal, desmitifica las creencias en torno al lenguaje corporal de los gatos.

El vídeo de Cats Protection pretende servir de guía para miles de dueños de mascotas, para que así puedan comprender a los mininos de una manera más eficiente.

De acuerdo a una encuesta realizada por la organización, la tres cuartas partes de unos 1.100 amantes de gatos sondeados, no sabía que cuando los gatos ponen su cola en forma vertical es porque están felices de verte y están tratando de saludarte.

experta-consejos-sobre-gatos

Uno de cada tres amos cree que un felino se pone de espaldas cuando quiere que le hagan cosquillas en la panza. Sin embargo, esto significa que están relajados y confían en ti, además de buscar que su cabeza frote el suelo.

Trevorrow explica que no es raro que una persona sea arañada o mordida al tratar de rascar la barriga de un gato, esto se debe a que los gatos lo ven como un abuso de la confianza que están dando y prefieren que le acaricies la cabeza.

El ronroneo no siempre indica felicidad, también puede ser una señal de dolor. Asimismo, las orejas gachas significa que el minino tiene miedo y necesita un lugar para esconderse. Además sacarlo de su escondite, puede traducirse en más estrés para el animal.

Cuando los gatos parpadean lentamente y luego mueven la cabeza hacia un lado están demostrando que confían en ti.

Nicky Trevorrow también explicó que la mitad de los dueños de gatos piensan que cuando el gato lame sus labios es porque tiene hambre o sus labios están secos, pero en realidad puede ser un signo de estrés.

Por último comentó que una cuarta parte de las personas dijeron que los gatos “intencionalmente” se despojan de sus cabellos para marcar territorio, pero en realidad quieren depositar su olor frotándose contra las superficies cuando consideran que huelen extraño.

“Ellos son más sutiles y pueden ser difíciles de leer, por lo que los propietarios también deben buscar señales no faciales que pueden indicar cómo su gato está sintiendo”, explicaba Trevorrow, quien recuerda que los mininos no tienen los músculos faciales desarrollados como los humanos, por lo tanto,  no pueden expresar emociones con el rostro.

“Muchos propietarios de gatos tratan a sus mascotas como un amigo humano y piensan que están siendo amables cuando les dan largos abrazos afectuosos”, señala, advirtiendo que en realidad los gatos son bastante solitarios por naturaleza, y les puede abrumar tantas caricias.

Nicky Trevorrow explicó que para calmar a los gatos, es bueno mirarlos a los ojos y parpadear lentamente. También les gusta que les froten la cabeza de vez en cuando.

Una respuesta

  1. peluche 3 años ago

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: