El día que un hombre pegó a mi perro | Schnauzi.com
logo-trans1

El día que un hombre pegó a mi perro

Una mujer que adoptó a un Pit bull tras encontrarlo en la calle abandonado redactó una pequeña carta contando su historia a modo de denuncia y reflexión.

el-dia-que-un-hombre-pego-a-mi-perro

“Mark” fue encontrado a un lado de una concurrida carretera. Estaba impasible y parecía que llevaba allí poco hacía poco tiempo. Mi marido y yo lo llevamos al “Dekalb County Animal Services”, un refugio local de Atlanta, por si alguien lo estaba buscando.

Como nadie venía a por Mark, decidimos acogerlo.

Su cara loca y sus largas y difíciles patas hacían fijar la vista en él. Pero lo que realmente nos enamoró fue su comportamiento. Amoroso, amigable e indisolublemente feliz. El encaja a la perfección con nuestra familia.

Desde el día que lo tenemos, podemos decir que es feliz alrededor de otros perros. Así que una vez que probamos su temperamento y le dimos tiempo para descomprimirse del refugio, empezamos a ir a un parque para perros de la zona.

Nos reíamos al ver como sus torpes piernas trataban de mantener su cuerpo; iba a chocar contra una valla si no tenía cuidado. Saludo a todos, a los perros y a la gente, con una disposición totalmente amistosa.

Su felicidad se pegaba. Mark tenía tanto amor y estaba dispuesto a compartirlo con todo el mundo. Sólo quería quedarse en este mundo para siempre.

Aproximadamente un mes después de que Mark llegó a casa, lo llevé a un parque para perros en la calle de nuestra casa. Recuerdo la enorme sonrisa que estaba estampada en su cara mientras torpemente paseaba a través del parque.

Me di cuenta de que un hombre y un pequeño perro de piel suave y esponjosa estaban en la esquina y vi como Mark se acercó con entusiasmo. De forma juguetona él saltó sobre el hombre y oí gritar al hombre. Mientras caminaba para averiguar que pasaba, el hombre comenzó a gritar diciendo que su camisa estaba sucia. Luego agarró a mi perro por el cuello y comenzó a golpearle la cara varias veces.

Rápidamente agarré a Mark e intenté sacarlo fuera de la situación tan rápido como pude. Y fue entonces cuando lo oí.

El hombre gritó: “Eso es lo que te pasa por ser dueño de un Pit bull“.

Me dio una palmada en la cara y me sacudió hacia atrás. Me di la vuelta y mire al hombre que no estaba molesto porque el perro había saltado sobre él. Estaba molesto porque tenía un Pit bull.

Para los dueños de Pit bulls, este tipo de situaciones suceden a menudo. Es por eso que compramos correas más cortas. Es por eso que estamos siempre de guardia. Es por eso que pedimos a los veterinarios que mienta en nuestros registros veterinarios. Es por eso que evitamos los parques para perros.

A veces me olvido de como estos perros son percibidos por el mundo exterior. Y a continuación, Montreal prohíbe a los Pit bulls. Y luego PETA los defiende. Y luego un hombre golpea a mi perro.

La lucha por esta raza no ha terminado. Y durante este camino ciento y cientos de perros han sido asesinados simplemente por como son vistos.

Cada día, podemos elegir como son tratados los animales en nuestra comunidad. ¿De qué lado estás tú?.

pit-bull-mark

carta-mujer-pegaron-a-su-perro-por-ser-pit-bull

(Vía)

2 respuestas

  1. Gloria 1 mes ago
  2. Niretzat 1 mes ago

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: