Un criador de caballos multado con 107.000 euros y no podrá volver a tener animales de por vida | Schnauzi.com
logo-trans1

Un criador de caballos multado con 107.000 euros y no podrá volver a tener animales de por vida

Philip DaviesUn criador de caballos ha sido multado con 107.000 euros y no podrá volver a tener animales de por vida debido a las condiciones en las que tenía a los animales en su finca. Desnutrición severa, piojos y gusanos era la situación que estaban viviendo los frágiles caballos apilados a punto de congelarse.

Algunos caballos desnutridos tenían graves heridas en su piel, otros tenían calvicie mientras que algunos sufrían daño hepático. Los animales vivían en una finca de Edgworth (Lancashire), rodeados de vidrios rotos, materiales de construcción y pedazos de cableado.

El criador de caballos Philip Davies, el cual se considera un amante de los animales“, ha sido declarado culpable de 52 cargos de crueldad animal y multado con unos 107.000 euros por mantener a los caballos en esa terrible situación en una de sus fincas. Los oficiales del Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals (RSPCA) dieron la voz de alarma cuando descubrieron el estado en el que se encontraban los animales.

Louise Cowen, abogado defensor de Philip, dijo que su cliente lamentaba profundamente la situación y que todo había ocurrido debido a un período de dificultades financieras debido a varios proyectos empresariales fallidos.

Mientras prestaba declaración, Davies dijo al tribunal que había sido dueño de caballos durante 54 años, desde que tenía 11 años. Adquirió su caballo mas viejo en el año 2006 y desde entonces criaba caballos por hobby.

maltrato caballo

caballos maltratados

granja caballos denunciada

Davies admitió que no tenía para los caballos un tratamiento de prevención de piojos, ácaros o gusanos. Y explicó que alimentaba a los caballos con bastantes zanahorias como método para prevenir los gusanos, en vez de usar la medicina tradicional. También afirmó que le limpiaba los pies a los caballos en torno a dos veces por semana, pero no pudo decir a los magistrados las fechas concretas.

Durante la inspección a 15 caballos que fueron incautados, el veterinario equino Simon Constable encontró que los caballos tenían infecciones bacterianas que les estaban causando gran dolor. Cathy Hyde, del RSPCA, explicaba que estaba muy satisfecho con la sentencia.

Visto en: Lancashiretelegraph // Fotos: John Jeffay (Cascade News Ltd)

Una respuesta

  1. celene 4 años ago

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: