El dueño de estas mascotas ha tenido una idea para mantenerlas ocupadas durante un tiempo. Consiste en un cordón atado a la cola de su perro Jub para llamar la atención de su pequeño gatito que al ver moverse el cordón lo persigue sin parar.

Jub al ver moverse al gatito llega un momento en el que se pone juguetón. Es lo que se conoce como la pescadilla que se muerde la cola.

 

Tags: , , ,