Chesty, el Pit bull que fue tiroteado por un policía, enseña a los agentes a tratar de forma segura con los perros | Schnauzi.com
logo-trans1

Chesty, el Pit bull que fue tiroteado por un policía, enseña a los agentes a tratar de forma segura con los perros

Hace unos años este Pit bull llamado “Chesty” era un perro callejero de las calles de Dayton (Ohio). Estaba durmiendo tranquilamente bajo un árbol cuando estuvo a punto de engrosar las terribles estadísticas de perros asesinados por policías.

Nadie sabe como era la vida de “Chesty” antes de estar a punto de que lo asesinaran pero desde entonces todo cambió para bien.

pit-bull-tiroteado-por-policia-educa-policias

Después de ser despertado de la siesta tras tirarle una bota en el estómago, el Pit bull reaccionó como muchos perros hubieran reaccionado si un extraño les hace algo así. Ladró y cargó contra lo que percibió como una amenaza.

El agente de policía reaccionó de la única forma que sabía reaccionar. Desenfundó su arma y tras apuntar a “Chesty” disparó sin ningún tipo de miramiento.

El Pit bull pasó los siguientes cinco días en una clínica veterinaria de un refugio, sin ningún tipo de tratamiento médico para su pata destrozada, a excepción de medicamentos para el dolor.

La organización “Miami Valley Pit Crew” trabajo mano a mano con Chesty para ayudarlo en su recuperación.

pit-bull-chesty

policia-dispara-pit-bull-y-ahora-da-clases

perro-pit-bull-chesty

El perro finalmente fue operado y se le retiraron de la pata más de 50 fragmentos de hueso.

Un hombre, director de la organización “Animal Cruelty Task Force of Ohio”, se ofreció para adoptar a Chesty y desde entonces todo cambió. Rápidamente se acostumbró a vivir con sus otros perros. Se convirtió en su mejor amigo.

En los sucesivos años “Chesty” obtuvo la certificación de buen ciudadano canino y comenzó a dar clases de seguridad a los niños de todo el estado de Ohio.

En 2015 comencé también a trabajar con un luchador de MMA retirado que tiene un proyecto que consiste en enseñar a los agentes de policía a como interactuar con perros, para que estén a salvo“.

No existen estadísticas de cuantos perros mueren cada año tiroteados por agentes de policía. Pero según estimaciones un perro muere cada 98 minutos, al año hacen unos 5.464. Según un documento de Puppycide mueren al día entre 25 y 30 perros disparados por policías y al año entre 9.125 y 10.950.

El dueño de “Chesty” pensó en que podía ayudar junto al Pit bull a que esta cifra bajara.

En el año 2016, los departamentos de policía de Lancaster y Millersburg y las oficinas de Control Animal formaron el primer grupo de policías en hacer este tipo de formación.

pit-bull-ayuda-policias

pit-bull-tiroteado-da-clases-policias

pit-bull-chesty-policias-ohio

pit-bull-chesty

En el curso se dieron derechos de los animales y las normas éticas como una forma proactiva para reducir los disparos sobre los perros. El impacto fue instantáneo y los agentes pusieron en práctica la formación recibida a los pocos días cuando tuvieron que mediar con dos pit bulls que se habían escapado de la casa de su dueño.

En lugar de utilizar la fuerza con los perros, fueron trasladados a una clínica veterinaria para ser atendidos.

Desde entonces Chesty ayuda en los cursos y sirve de ejemplo para que los agentes sepan como tienen que acercarse a un perro.

Esto no es sólo una presentación. Chesty está ayudando a salvar la vida de muchos de sus hermanas y hermanos caninos“.

pit-bull-disparado-por-policia-da-clases

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: