logo-trans1
 

Un cachorro que fue abandonado ahora se dedica a salvar vidas

En marzo del año 2011 el cachorro Brutus fue abandonado cuando tan sólo tenía cuatro semanas de edad. Era un cachorro especial y la gente rápidamente notó su inteligencia. Ahora después de recibir una formación y hacer unas pruebas, Brutus trabaja con militares detectando bombas en países que están en guerra.

Con sólo cuatro semanas Brutus fue rescatado por un trabajador de la protectora de animales de Whangarei (Nueva Zelanda) cuando lo encontró abandonado en una estación de servicio. Helena, una inspectora de bienestar animal de la protectora de animales de Whangarei, notó algo especial en Brutus. Era muy inteligente y cuando trataba de jugar a la pelota se obsesionaba.

cachorro-brutus-abandonado-ejercito-nueva-zelanda

Helena contactó con la Unidad de Perros Detectores de Explosivos de Nueva Zelanda y Brutus fue aceptado para realizar un entrenamiento intensivo y comprobar si podría tener futuro como perro detector de bombas. Fácilmente Brutus fue superando cada una de las pruebas y empezó a trabajar.

A pesar de que Helena se preocupa por la seguridad de Brutus ya que es un trabajo peligroso. El entrenador de Brutus dijo que aunque el perro está involucrado en situaciones de peligro, está bien entrenado y sus compañeros del ejército se preocupan en todo momento por él. Sweeting está mas que orgullosa de ver como ese pequeño cachorro que fue dejado abandonado ahora está ayudando a salvar vidas.

(Vía)

 

2 respuestas

  1. ana 3 años ago
  2. Jooki 3 años ago

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: