Bonsai, un cachorro de bulldog que nació sin sus dos patas traseras y aún así continúa sonriéndole a la vida | Schnauzi.com
logo-trans1

Bonsai, un cachorro de bulldog que nació sin sus dos patas traseras y aún así continúa sonriéndole a la vida

 
 

Se necesita ser muy fuerte para nacer con sólo dos patas y continuar sonriendo a la vida, pero este cachorro de bulldog inglés llamado Bonsai es todo un ejemplo de superación y ganas de vivir.

Bonsai nació con múltiples deformidades que lo dejaron sólo con la mitad de su columna vertebral, pelvis y dos pequeños muñones.

bonsai-cachorro-bulldog-sin-patas

El cachorro de dos meses de edad padece una condición llamada síndrome de Regresión Caudal (agnesia sacra) y Disgenesia Sacrocaudal probablemente combinado con una variación de Espina Bífida.

Además padece la conocida como “cachorro de agua”, lo que significa que se hincha con líquido y junto con la falta de movilidad de su parte trasera lo lleva a sufrir el Síndrome de nadador.

cachorro-bulldog-ingles-sin-patas

cachorro-bulldog-ingles-problema-patas-traseras

perro-Bonsai

cachorro-bulldog-ingles-problema-patas

Bonsai-bulldog-ingles

bulldog-problema-patas

bulldog-sin-patas-traseras

bulldog-ingles-problema-patas

perro-bulldog-bonsai

bulldog-ingles-sin-patas-traseras

bulldog-bonsai-sin-patas-traseras

Bonsai

bulldog-Bonsai

El pequeño Bonsai necesitará tratamiento de por vida pero pese a todo no ha dejado de sonreir.

Actualmente hay una página en Youcaring para recaudar fondos para costear los tratamientos del pequeño Bonsai. Se han recaudado casi 12.000 dólares. Si estás interesado en aportar alguna donación puedes hacerlo a través del siguiente enlace: Donar Youcaring.

Una respuesta

  1. javier 2 años ago

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: