Un bebé de ñu persigue desesperadamente a un coche pidiendo ayuda para encontrar a su madre | Schnauzi.com
logo-trans1

Un bebé de ñu persigue desesperadamente a un coche pidiendo ayuda para encontrar a su madre

Este fue el momento de desesperación que vivió un bebé de Ñu después de perderse de su madre.

El Ñu vagaba alejado de su madre y de la multitud y parece que encontró en un coche azul el reemplazo de su madre o simplemente trataba de pedir ayuda de alguna manera.

bebe nu persigue coche pensando que es su madre

Zaheer y Asma Ali pudieron grabar el vídeo del momento mientras estaban en el Parque transfronterizo de Kgalagadi, localizado al sur de África.

El Kgalagadi es conocido por sus vastas llanuras desérticas y por sus paisajes a base de dunas con arena roja.

Según explica la pareja, al principio no entendían lo que pasaba, pero después de unos minutos de ver al ñu y ver que no había una manada a la vista comenzaron a entender.

Nos dimos cuenta de que probablemente estaba perdido y vio al coche que teníamos en frente como a su madre. Sabíamos que era su instinto natural para él seguir al objeto móvil más cercano a él, como lo habría hecho con la manda“.

Tuvimos miedo por él ya que estaba solo y vulnerable en el territorio lleno de leones y guepardos. Nuestro objetivo era ayudarlo a volver con seguridad con el rebaño. Al mismo tiempo nos sentimos emocionados porque sabíamos lo raro que era este avistamiento, sólo habíamos oído hablar de cosas como estas en la televisión“.

“Seguimos al ternero y al coche azul durante unos 2 kilmetros cuando el becerro decidió seguir otro coche que pasaba en dirección contraria. El ternero corrió en dirección a ese coche y casi es atropellado. Se fue volando hacia el coche, pero afortunadamente no resultó herido. Entonces el ternero decidió girar hacia nuestro vehículo. Iba a los neumáticos como tratando de succionar. Buscando un lugar en el vehículo para mamar”.

“Mi esposa, Asma, miró por la ventana y este chico estaba obviamente muy angustiado. Movimos el vehículo adelante esperando que comenzara a seguirnos. Nos alejamos bastante para que no se lastimara con los neumáticos del coche. Condujimos por otros 4-5 kilómetros en busca de una manada de ñus. Durante todo el tiempo que estaba gritando para que nos detuviéramos, al mismo tiempo lo vimos correr a través de un charco de agua”.

Finalmente, apareció la manada de ñus. Había alrededor de 50 miembros en este rebaño … el ternero se detuvo y en 5 segundos la madre vino corriendo hacia él y se reunieron. Inmediatamente comenzó a amamantarla”.

Una respuesta

  1. CARMEN 2 meses ago

Añadir comentario

error: