Aprobada la ordenanza que permitirá a las mascotas subir al tranvía y a los autobuses en Zaragoza | Schnauzi.com
logo-trans1

Aprobada la ordenanza que permitirá a las mascotas subir al tranvía y a los autobuses en Zaragoza

Hace un tiempo hablábamos de la posibilidad que se estaba barajando en Zaragoza para que las mascotas pudieran viajar en el tranvía y en los autobuses de la ciudad. Después de un gran debate, la nueva ordenanza de tenencia, circulación y protección de animales ha sido aprobada por unanimidad en el pleno del Ayuntamiento de Zaragoza.

Jerónimo Blasco, consejero municipal, ha asegurado que la ordenanza se aplicará con criterio de “prudencia, vigilancia y flexibilidad” y ha dicho que esta norma “marca un camino y avanzaremos mucho más”. El consejo municipal ha subrayado que en una ciudad que se respeta a sus animales y al medioambiente “son mejores ciudadanos”.

“Creemos que esta nueva ordenanza va a tener un impacto muy beneficioso para la ciudad en lo que se refiere a convivencia ciudadana, ya que va a regular aspectos que no se tenían en cuenta hasta ahora y que producían ciertos conflictos y polémicas”, añadió Blasco.

El Consistorio ha conseguido superar las reticencias de grupos municipales como el PP, que se había mostrado contrario a varios aspectos de la ley.

animales tranvia y bus zaragoza

La ordenanza que aprueba la entrada de mascotas en los medios de transporte de la ciudad de Zaragoza, incluye:

Transporte público: En los autobuses, podrán acceder únicamente animales en transportín o similar y siempre que su peso no supere los 10 kilos. En el tranvía, podrán viajar animales en transportín o similar en cualquier vagón. En el último vagón del convoy los animales de menos de 10 kilos podrán ir sin transportín, pero con bozal o similar, y siempre en brazos de su propietario. Además, se permitirá que un único animal de más de 10 kilos, atado y con bozal o similar, viaje en el último vagón de cada convoy. Se permitirán dos ejemplares si pertenecen a la misma persona.

Perros sueltos en parques: Los perros podrán soltarse, entre las 20.00 y las 9.00 entre el 1 de noviembre y el 30 de abril y entre las 21.00 y las 9.00 del 1 de mayo al 31 de octubre, en los parques con una superficie superior a 1.000 m2. De esta normal general quedan excluidos los perros calificados como potencialmente peligrosos.

Sanciones: La ordenanza establece tres tipos de infracciones (leve, grave y muy grave) que llevan aparejadas una carga económica que va desde los 50 hasta los 1.500 euros. Por poner solo algunos ejemplos, según ha informado el Ayuntamiento, los dueños de animales “que pongan en riesgo la seguridad de las personas o perturben la tranquilidad y la convivencia” podrán ser sancionados con multas de hasta 500 euros (falta grave).

Los propietarios de animales que no recojan los excrementos de sus mascotas en la vía pública serán sancionados con una multa fija de 80 euros (falta leve). Además, las personas que maltraten a los animales, o no los cuiden con unas condiciones mínimas de higiene o alimentación, podrían ser sancionados con hasta 1.500 euros (falta muy grave).

Alimentar a los animales: La norma general de la nueva ordenanza es la prohibición de dar de comer a los animales silvestres pero “se excepcionan” las colonias
urbanas controladas por el Ayuntamiento y los parques y espacios verdes, donde se podrá alimentar a los animales “siempre que no se ensucie ni se moleste”.

(Vía)

3 respuestas

  1. carlos quispe 3 años ago
    • andrea 3 años ago
  2. Andrea Salas 1 año ago

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: