logo-trans1
 

‘Antxoa’, el perro que le facilitará la vida a Markel

Antxoa el perro que le facilitara la vida a MarkelSe llama Markel López Arrizabalaga y padece la enfermedad de la piel de mariposa pero desde que lo acompaña su nuevo amigo, la vida le ha cambiado radicalmente.

Su enfermedad le impide abrir puertas, recoger objetos del suelo, encender la luz, en resumen tener cualquier contacto con objetos ya que el roce con ellos le produce una rotura en su delicada piel.

Con la llegada de Antxoa, un perro de raza labrador, ha ganado de forma inmediata en autoestima, en seguridad y en alegría.

Según comenta, Saioa, su madre: “Significa mucho que cuando pasee le pregunten por su perra y no por sus manos, porque él se siente útil como responsable del animal. Es una buena terapia”. “Antxoa no es solo un perro, le ha dado una nueva vida a Markel“.

Todo empezó cuando estaban buscando alguna terapia que les pudiera aliviar la pesada lucha contra la enfermedad, hace dos años Saioa y Markel saltaron del sofá cuando en la pantalla de la televisión apareció un perro guía, que asistía en las tareas cotidianas a una persona discapacitada. “Era un vídeo de demostración y se nos iluminó la cara. Llamamos al minuto”, cuenta Saioa.

Al otro lado del teléfono respondió la fundación Bocalan, que estrena delegación en el País Vasco y Navarra, de la que es parte fundamental la familia López Arrizabalaga. Creada en 1990, la fundación se ha especializado en el entrenamiento de perros de asistencia, una especie de lazarillos pero para personas discapacitadas. Markel, que necesita una silla de ruedas para sus desplazamientos diarios, recibe hoy de forma oficial a su perro guardián en el Ayuntamiento de Urretxu.

perro antxoa

Como bien explica Saioa: “La perra llega ya adiestrada con ciertas habilidades básicas, pero luego cada usuario puede enseñarle otras más específicas”. “Es un trabajo progresivo. Estamos encantados. Ante todo, la fundación nos ha recalcado que para que el perro esté bien con el niño, tiene que estar bien el animal. El niño está aprendiendo a respetarle y a cuidarle. Es una relación bonita para ellos. No es una máquina a la que se le dé en un botón y funcione”.

Vía: Elcorreo

Añadir comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: